Las nuevas variedades son capaces de resistir mejor a la sequía y las plagas.

El Parlamento Europeo ha aprobado que se simplifiquen los procedimientos burocráticos para los agricultores que quieran utilizar semillas obtenidas con nuevas técnicas genómicas (NTG) que alteran el material genético de un organismo para hacer vegetales más resistentes a las plagas y la sequía

Por el momento, todos los vegetales obtenidos con nuevas técnicas genómicas están sujetos a las mismas normas que los organismos modificados genéticamente (los transgénicos). La diferencia entre ambos es que, en el primer caso hablamos de una modificación del genoma de un vegetal a través de la anulación de ciertos genes o la potenciación de otros. Y en el segundo caso, hablamos de introducir material genético de otra especie diferente.

Con 307 votos a favor, 263 en contra y 41 abstenciones, el Parlamento Europeo ha aprobado, a petición de los agricultores, que determinados vegetales obtenidos con NTG, los que se consideren equivalentes a los convencionales, quedarían exentos de los requisitos de la legislación sobre transgénicos. Los vegetales NTG que introducen más modificaciones a la variedad original, los de categoría 2, seguirán regulados por la legislación de los transgénicos, una de las más estrictas del mundo, incluido el procedimiento de autorización.

Por el momento, todos los vegetales obtenidos con nuevas técnicas genómicas están sujetos a las mismas normas que los organismos modificados genéticamente (los transgénicos). La diferencia entre ambos es que, en el primer caso hablamos de una modificación del genoma de un vegetal a través de la anulación de ciertos genes o la potenciación de otros. Y en el segundo caso, hablamos de introducir material genético de otra especie diferente.El objetivo, señala el Parlamento Europeo, es “hacer que el sistema alimentario sea más sostenible y resiliente mediante el desarrollo de variedades vegetales mejoradas que resistan al clima y a las plagas y ofrezcan un mayor rendimiento o que requieran menos fertilizantes y plaguicidas”

Los eurodiputados también coinciden en que todos los vegetales obtenidos con NTG deben seguir estando prohibidos en la producción ecológica, ya que su compatibilidad requiere un estudio más detallado. También piden que la Comisión informe sobre la evolución de la percepción de las nuevas técnicas por parte de consumidores y productores siete años después de su introducción.

Prohibición de las patentes

Otro aspecto interesante es que el Parlamento Europeo quiere que se prohíban las patentesde este tipo de vegetales para “evitar inseguridades jurídicas, costes mayores y nuevas dependencias para agricultores y obtentores (aquellos que han descubierto, creado o perfeccionado una variedad que se considera nueva).”

De este modo, se prohibiría patentar tanto el material vegetal, sus partes, la información genética y las características del proceso que contienen. La UE también reclama un informe para junio de 2025 sobre el impacto de las patentes en el acceso de obtentores y agricultores a material de reproducción vegetal diverso, así como una propuesta legislativa para actualizar en consecuencia las normas de la UE sobre los derechos de propiedad intelectual.



Deja un comentario