Todos de acuerdo. Vidal llegó a un acuerdo con YPF por los yacimientos convencionales en Santa Cruz, que serán devueltos a la provincia. Se trata de pozos maduros, algunos de ellos sin actividad, relegados por el boom del shale. Es un viejo reclamo de las provincias petroleras y constituye el primer acuerdo de este tipo.

Publicamos este artículo del periodista Marcelo Garcia que plantea que la retirada de YPF de Chubut y del conjunto de la Cuenca del Golfo San Jorge deja una gran crisis de desinversión que difícilmente vaya a ser revertida en el corto plazo, lo que inexorablemente se traducirá en menos producción petrolera, achicamiento de las fuentes de trabajo y reducción de las regalías que cobran las provincias.

Las inversiones en Chubut caen este año en un 28% y en el norte santacruceño se derrumban el 51%. Sólo está previsto que la provincia reciba 1.012 millones de dólares y la otra porción de la Cuenca apenas 439 millones en total. La petrolera de mayoría accionaria estatal concentra sus prioridades en Vaca Muerta y abandona una enorme porción de las explotaciones convencionales en el resto del país. El 87% de las inversiones previstas por YPF para este 2024 serán concentradas en los no convencionales de Neuquén.

La retirada de YPF de Chubut y del conjunto de la Cuenca del Golfo San Jorge deja una gran crisis de desinversión que difícilmente vaya a ser revertida en el corto plazo, lo que inexorablemente se traducirá en menos producción petrolera, achicamiento de las fuentes de trabajo y reducción de las regalías que cobran las provincias.

Chubut y Santa Cruz están a las puertas de otra crisis petrolera que impactará de lleno en las arcas del Estado, la economía regional y el empleo. En esta oportunidad no se trata de la caída del precio del crudo o de una consecuencia externa, sino que se debe al abandono que YPF está concretando de las áreas maduras de la Cuenca del Golfo San Jorge y la profunda desinversión que proyectó para todo este año 2024.

Una vez que la compañía ejecute el abandono de los 55 campos maduros en el conjunto del país -de los cuales 13 corresponde a la CGSJ-, con el cierre de las ofertas por las áreas el próximo 7 de junio y el retiro definitivo el 1 de septiembre, las consecuencias serán desoladoras.

Esos efectos negativos se traducen muy claramente en los planes de inversión publicados por las compañías petroleras a través de la Secretaría de Energía de la Nación.

Para la CGSJ la retracción de inversiones será para todo este 2024 del 37,4%, impactando con mucha más fuerza en el norte santacruceño donde se traducirá en un achicamiento del 51%; mientras que en Chubut la contracción de las inversiones será del 28,6%.

En los yacimientos chubutenses se proyectaron inversiones por 1.012 millones de dólares y para los del norte de Santa Cruz apenas 439 millones; pero en la provincia de Neuquén se consolidaron 8.629 millones que representan una suba del 3,8% respecto de los flujos de inversión concretados en el 2023.

El desequilibrio entre las dos principales Cuencas productivas se sigue profundizando en detrimento de la CGSJ. Para este 2024 la Cuenca Neuquina concentrará el 80,1% de todas las inversiones nacionales, mientras que la del Golfo San Jorge apenas acaparará el 13,1%.

Cuando arrancó el proceso de Vaca Muerta en el 2012 la CGSJ representaba el 45% de todas las inversiones petroleras del país y la Neuquina un 48,2%. En la actualidad esa paridad se rompió e YPF es el ariete principal de la oscilación negativa, pero también hacen sus aportes menores el resto de las operadoras.

Fuerte baja de la inversión en Chubut

Los datos oficializados por el Gobierno nacional reflejan que las operadoras, especialmente YPF, reducirán a lo largo de este año fuertemente sus inversiones en Chubut.

En el 2023 se concretaron inversiones por 1.419 millones de dólares y había sido una cifra relativamente auspiciosa porque había incremento en un 37,3% los magros 1.033 millones del 2022.

Lo invertido el año pasado fue superior a lo concretado desde el 2016, acercándose a los niveles del 2014 y quedando por detrás del 2017.

Los 1.012 millones de dólares proyectados para este año resultan un 28,6% menores a los del 2023 y allí se encienden las alarmas porque lo que se había recuperado el año pasado se volvió a perder para acercarse nuevamente a los peores niveles de inversión de los últimos años. En definitiva, Chubut pierde 406 millones de dólares en inversiones durante este 2024.

YPF es la protagonista principal ya que achicará sus inversiones en un 42,7%; pasando de los 383 millones de dólares del año pasado a tan sólo 219 para este 2024.

Mientras que Pan American Energy anunció para el año en curso inversiones por 728 millones de dólares que terminarán siendo un 8,9% más acotados que los 800 millones del año pasado.

YPF dejará de invertir 164 millones de dólares y PAE 71 millones, pero el panorama seguramente será más complejo después que la petrolera estatal abandone definitivamente la mayoría de las áreas que aún posee en Chubut.

Estas desinversiones, que en su gran mayoría mudan hacia Vaca Muerta, tendrán efecto negativo en la provincia y la Cuenca, no solamente por los menores ritmos productivos, sino también por la contracción en la recaudación por regalías que tienen las provincias que conforman la CGSJ.

Descalabro en Santa Cruz

Lo que YPF está haciendo en la porción santacruceña de la Cuencas es un descalabro. La reducción de inversiones de la compañía será este año del 83,2% e impactará de lleno en el retroceso del 51,2% que sufrirá todo el norte de la vecina provincia.

El año pasado el norte santacruceño recibió inversiones petroleras por 899 millones de dólares, pero este año se proyectó que cayeran a los 439 millones; transformándose en el nivel más bajo en muchos años, salvo por los afectados en pandemia.

YPF sólo proyectó invertir en este 2024 un total de 97 millones de dólares, frente a los 578 millones concretados el año pasado; generándose de esa manera una desinversión de 481 millones de dólares producto del abandono de la casi totalidad de los campos maduros santacruceños.

En tanto que la otra operadora importante en la zona es CGC que se quedó con los yacimientos que administraba la china Sinopec y que previó inversiones por 222 millones de dólares, aumentándolos en 2 millones respecto de los invertido en el 2023.

El panorama en la porción santacruceña de la Cuenca es alarmante porque la salida de YPF en no más de cuatro meses dejará un agujero enorme en inversión, producción, regalías, empleo y actividad económica en toda la zona.

Los gobernadores impulsaron la salida de YPF, pero no será nada sencillo reemplazarla y además la otrora empresa estatal que impulsó la región casi que desaparecerá para transformarse en el fantasma de un recuerdo que supo ser esplendoroso y desarrollista. Ahora sólo se asoman incertidumbres y negros nubarrones que encienden las alarmas a uno y otro lado de la Cuenca del Golfo San Jorge.

El gobernador de la provincia de Santa Cruz, Claudio Vidal, logró un acuerdo histórico con la empresa YPF y podrá disponer de los yacimientos convencionales ubicados sobre la franja norte del territorio provincial.

En un hecho sin antecedentes, Santa Cruz es la primera provincia en obtener la reversión de áreas convencionales de petróleo, relegadas por la operadora estatal, que tiene sus ojos puestos casi con exclusividad en el Shale de Vaca Muerta.

El acuerdo se selló en una reunión de la participaron, además de Vidal, el presidente de YPF, Horacio Marín, el ministro de Energía de Santa Cruz, Jaime Álvarez, el vicepresidente de Asuntos Públicos, Lisandro Deleonardis; y el gerente de Relaciones Laborales de la firma, Marcelo Aldeco.

Vidal explicó que “se trata de las áreas de YPF –algunas de ellas sin inversión-, con notables pérdidas de producción en los últimos años. Como consecuencia de ello, muchas empresas pymes dejaron de funcionar, otras enfrentan la reducción de sus contratos, y la sociedad absorbe la pérdida del movimiento económico regional”.

De este modo, los yacimientos de Barranca Yankowsky, Cañadon de la Escondida-Las Heras, Cañadon León-Meseta Espinosa, Cañadon Vasco, Cañadon Yatel, Cerro Piedra-Cerro Guadal Norte, El Guadal-Lomas del Cuy, Los Monos, Los Perales-Las Mesetas y Pico Truncado-El Cordón; pasan a manos de la provincia, que podrá decidir sobre sus destinos y términos de explotación.

El mandatario santacruceño busca desesperadamente reactivar esas áreas “para sostener y generar una mayor cantidad de empleo genuino en el sector privado, además de incrementar la producción para obtener mayores regalías; y así afrontar con éxito el alto gasto público que tiene hoy la provincia en materia de salud, educación y salarios estatales”.

El pedido de Santa Cruz no es nuevo y lo han hecho, por separado y en conjunto, desde hace muchos años las provincias petroleras, principalmente las patagónicas.

De hecho, en la declaración de ayer tras la reunión en el CFI (y a pedido de Chubut y Santa Cruz), los gobernadores acordaron un párrafo específico en el cual se expresó que “paralelamente y en el marco de la necesidad de reactivación de la actividad en las distintas cuencas hidrocarburíferas del país, es de interés de los estados miembros de la OFEPHI que aquellas áreas maduras de explotación convencional que no sean de interés estratégico y que ello se haya visto reflejado en una caída de inversiones, actividad y producción, las empresas deberán arbitrar los procesos de cesión y/o reversión de las mismas hacia las provincias”.

Vidal dijo que “la única forma de salir adelante es que todos trabajen, produzcan y fortalezcan cada una de todas las actividades, incluyendo los yacimientos petroleros”.

Petroleros de Santa Cruz se suman al paro

El secretario general del Sindicato de Petróleo, Gas Privado y Energías Renovables de Santa Cruz, Rafael Güenchenen
El secretario general del Sindicato de Petróleo, Gas Privado y Energías Renovables de Santa Cruz, Rafael Güenchenen

El secretario general del Sindicato Petrolero, Gas y Energías Renovables, Rafael Güenchenen afirmó los trabajadores petroleros de Santa Cruz se sumarán este jueves a la medida de fuerza nacional que convocó la Confederación General del Trabajo (CGT).

El dirigente sindical criticó con dureza a los legisladores nacionales que avalan la Ley Bases impulsada por el gobierno de Javier Milei, que contempla el regreso del impuesto a las Ganancias para los trabajadores.

“Es un fuerte perjuicio para los trabajadores santacruceños porque el salario no es ganancia”, aseguró Güenchenen para quien “estos beneficios lo logramos tras años de lucha y deben ser respetados, porque son derechos adquiridos por todos los trabajadores argentinos y de esta manera estaríamos en retroceso”.

El gremio petrolero anunció que este jueves se sumarán al paro general de actividades en todos los yacimientos petroleros de Santa Cruz. (Agencia OPI Santa Cruz)

Petroleros de Santa Cruz anunció un plan de lucha contra YPF

El gremio cuestiona que el retiro de la empresa no garantiza la continuidad de los puestos laborales. Se declaró el estado de alerta y movilización.

La Cámara de Comercio de Fuzhou invertirá en diferentes proyectos energéticos de Santa Cruz.

YPF anunció que dejará de operar en los yacimientos convencionales para centrarse en sus operaciones en Vaca Muerta. Las provincias ya fueron notificadas y comienzan a presentarse las primeras reacciones: el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz anunció el estado de alerta y movilización y no se descartan medidas de fuerza.

“Si veníamos diciendo que las gestiones de YPF anteriores fueron malísimas, tenemos que decir que la actual es desastrosa. No quiere invertir un solo peso en Santa cruz, una provincia que le ha dado tanto a lo largo de la historia. Está paralizando la actividad. Esta parando los perforadores usando como excusa que no hay locaciones, y está paralizando totalmente la actividad en Santa Cruz. Esto no lo vamos a permitir”, cuestionó el titular del gremio, Rafael Güenchenen.

La relación entre YPF y Santa Cruz está rota desde hace varios años. La asunción de Pablo González como presidente de la compañía trajo un poco de aire en la provincia y un horizonte prometedor con la exploración de Palermo Aike, pero YPF nunca pudo disfrutar de la paz social que caracteriza a otras provincias.

Ahora la salida de la compañía de la actividad convencional que se encuentra en la parte sur de la Cuenca del Golfo San Jorge generó un nuevo cortocircuito. El Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz reclama que YPF debe retirarse de la parte norte de la provincia de manera ordenada, garantizando los puestos de trabajo y asegurando la continuidad de las operaciones para mantener la producción. Sin embargo, los dirigentes denuncian que la compañía “pretende irse de forma desordenada”.

“Por ello la declaración de alerta y movilización, donde también se prevé convocar un plenario de delegados de todos los servicios de YPF para diagramar un plan de lucha y definir las acciones a tomar”, adelantaron desde el gremio que ahora conduce Güenchenen.

“Desde que asumió Guillermo Marín como presidente de YPF, fue paralizando paulatinamente los equipos, siempre con una excusa de falta de locaciones o cualquier pretexto, para golpear a Santa Cruz. YPF tiene una deuda histórica con la provincia, siempre se aprovechó de ella, y ahora como ve más rentables otros yacimientos como vaca muerta, la quiere abandonar de manera muy desprolija”, afirmó el dirigente gremial.

“Esto no puede seguir así, han destruido YPF, y de continuar de esta manera, no me cabe duda de que va camino a una nueva privatización”, destacó el titular de petroleros privados.

Deja un comentario