La última encuesta de YouGov apunta a la victoria del Partido Laborista, de Keir Starmer, con 422 escaños, frente al Partido Conservador del actual primer ministro británico, al que otorgan 140 asientos

El primer ministro británico, Rishi Sunak, y el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, se vieron las caras por primera vez, este martes, en el primer debate electoral televisado desde que el líder de los conservadores anunciara el adelanto electoral el pasado mes de mayo. El cara a cara entre los dos candidatos a premier se saldó con la victoria de Sunak sobre el líder laborista por un escaso margen, con un 51 % frente a un 49 %, según una encuesta de YouGov, hecha pública al término del debate.

La primera toma de contacto entre Sunak Starmer, a un mes de las elecciones generales de Reino Unido, convocadas para el próximo 4 de julio, que se alargó durante poco más de una hora sirvió a ambos candidatos para medir la temperatura de su contrincante. Los temas que monopolizaron el encuentro fueron, principalmente, de índole doméstico, la inmigración y los impuestos. Dos materias de vital importancia para los británicos y que serán claves en la contienda electoral.

Sunak, ante el miedo a la inesperada irrupción en la campaña del populista Nigel Farage que amenaza con quitar votos al Partido Conservador, anunció ayer que, si es reelegido como primer ministro, impondrá nuevas medidas más restrictivas a la inmigración. En esta materia, la encuesta de YouGov, señala que los británicos, a través de una muestra de 1.657 espectadores, consideraron que en inmigración Sunak estuvo mejor durante el debate con un 45 % de aprobación. Mientras que a Starmer los sondeos le ofrecen un 42 % de apoyo.92

En otro de los temas clave, como los impuestos, el actual primer ministro británico también salió victorioso sobre el líder de los laboristas, con un 53 % frente al 32 %. Sunak recriminó a Starmer la intención de su partido de subir impuestos si alcanza el poder, una acusación que el líder de los laboristas rechazó salvo en «casos específicos». En el resto de las áreas clave de la campaña electoral como el coste de la vida, la sanidad pública, la educación o el cambio climático, la encuesta da como ganador al líder de los laboristas.

Sin embargo, a grandes rasgos, el sondeo de YouGov muestra la frustración de los británicos con la política y los políticos en general. Según los últimos datos, para la mayoría de los telespectadores, el debate fue una experiencia frustrante (62 %). En el ámbito más personal, Starmer fue percibido como un mandatario más en contacto con la gente corriente y digno de confianza que el actual primer ministro.

Tras un reñido primer debate electoral exento de discusiones sobre política exterior, con tan solo una pequeña referencia a la guerra en la Franja de Gaza, el laborismo de Starmer ganaría las elecciones generales, con 422 escaños, frente al Partido Conservador, de Sunak, al que vaticinan 140 asientos. De cumplirse las predicciones, Starmer podría mejorar los históricos resultados de Tony Blair en 1997 frente a John Mayor.

Deja un comentario