Elisa Martínez cumplió 103 años

abuela

Los Antiguos
Elisa Martínez cumplió 103 años de edad, y con una lucidez que entusiasma dio consejos para los jóvenes y para quienes hoy tienen la responsabilidad de trabajar por la comunidad.
Doña Elisa, nació un 11 de mayo de 1915 en la estancia La Ascensión, en la pre cordillera de la provincia de Santa Cruz, en la zona de la localidad de Los Antiguos.
En la misma ciudad en donde reside hoy, familiares y amigos festejaron con ella un nuevo año de vida y destacaron la fortaleza y las ganas de vivir que irradia esta mujer que en el 2015, fue declarada ciudadana Ilustre por el municipio local.
“De salud me encuentro bien”, dijo humildemente Elisa mientras recibía el saludo de sus seres queridos.
En sus recuerdos permanecen los años de la infancia, “ayudando” en las tareas de campo – su padre era administrador de la estancia – y “estudiando”, ya que por ese entonces, en aquella zona rural había maestros para la educación básica.

abuela4

Viaje
Elisa recuerda que a los 30 años viajó a la ciudad de Buenos Aires, en donde se radicó.
En “la capital” comenzó a trabajar y luego de jubilarse siguió viviendo allí hasta los 91 años: fue entonces que regresó a su querida localidad de Los Antiguos.
Vale mencionar que esa localidad se encuentra a 362 kilómetros al oste de Caleta Olivia y a 994 kilómetros de Río Gallegos ( hacia el sur de la provincia).
Con el titulo de “vecina centenaria” que también le otorgaron las autoridades locales, todos en el pueblo la conocen como una referencia de los “pioneros” en el medio hostil de la Patagonia del siglo pasado.
Ya adentrados en el siglo XXI, la querida abuela Elisa también tiene un mensaje para los “Millennials”, quienes serán los protagonistas del presente: “tienen que ser hombres y mujeres honrados”, señala con sencillez Elisa.
Y para los niños y jóvenes nacidos en este siglo sostiene algo como si fuera la abuela de todos: “tienen que estudiar, tienen que prepararse y superarse todos los días. No hay que aflojar”, puntualiza.
Precisamente ese es su mensaje de vida, y el legado que representa, una mujer que desde niña “no aflojo” y que siempre estuvo dispuesta a superar dificultades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *