Omar “Caballo” Suárez confirmó que está dispuesto a colaborar

suarez

Buenos Aires
En diálogo con Infobae, allegados a la defensa del ex dirigente del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) brindaron precisiones sobre los próximos pasos del gremialista
En los últimos días, los principales dirigentes empresarios y gremiales de la actividad marítima, fluvial y portuaria del país se mostraron particularmente “inquietos” por un creciente rumor que indicaba que Enrique Omar “Caballo” Suárez se aprestaba a declarar como “arrepentido” en alguna de las causas judiciales que lo tienen como protagonista.
“Va a contar todo. Cómo eran las contrataciones de buques para el transporte de combustible destinado a las centrales termoeléctricas, que la empresa estatal ‘CAMMESA’ (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) repartía entre empresarios navieros amigos, bajo el total control de Roberto Baratta, el hombre fuerte del ex ministro Julio De Vido”, aseguraron ante varios medios desde el entorno cercano al “Caballo”.

Maniobras
En el mismo sentido, las fuentes indicaron que “Omar va a contar ante la Justicia cómo era la millonaria maniobra de la Agencia Marítima que manejaba la atención de los buques gaseros, la distribución de servicios de remolque, las presiones que se realizaron sobre la empresa naviera SMIT para que tuviera que abandonar el país, la asociación del SOMU y otros gremios con la naviera ‘MARUBA’ y cuál era el rol de los ministerios de Planificación y de Transporte, que se turnaron en el manejo tanto de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, como de la Dirección Nacional de Transporte Marítimo y Fluvial”.
En este contexto, en las últimas horas de la tarde de ayer, uno de los letrados patrocinantes de Suárez, Guillermo Vega, difundió un escueto comunicado indicando que “ante informaciones periodísticas que están siendo publicadas en los medios con respecto a que mi defendido se presentaría como arrepentido, debo informarles que la misma es totalmente falsa”.
En el día de la fecha Infobae pudo saber que en lo que está trabajando por estas horas el equipo de abogados que asiste al detenido gremialista es en el aporte de datos y evidencia a la Justicia, en carácter de colaborador.
La diferencia radica en que un “arrepentido” es un culpable que elige colaborar a cambio de una reducción de su sentencia.
Un colaborador, en cambio, es alguien que sin incriminarse aporta lo que conoce a la Justicia con el fin primario de demostrar su inocencia.
Omar Suárez acaba de cumplir dos años en prisión preventiva, acusado de ser el jefe de una asociación ilícita que tenía como finalidad la extorsión a empresarios navieros, a cambio de hacer posible la operación de buques y puertos. No obstante lo grave de la acusación, no hay ningún otro detenido en la causa.
Hace pocas horas la Cámara Federal le prorrogó la prisión preventiva por otro año más, lo que habría sido el disparador para que desde su celda en el penal de Ezeiza Omar Suárez haya decidido jugar otras fichas, que hasta ahora había mantenido en reserva. Desde el entorno del sindicalista indican que para el fin de semana quedará clara cuál será la movida judicial del “Caballo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *