Propietario de Leben pide que Camioneros le libere la planta

leben

Caleta Olivia
Nelson Lludgar, propietario de la empresa distribuidora de agua pidió ayer que el Sindicato Camioneros le permita distribuir agua en la ciudad y solicitó al área de la Subsecretaria de Trabajo que intervenga en el conflicto.
Lludgar le dijo a Diario Más Prensa que “actualmente la planta está bloqueada desde el lunes pasado”, relató y agregó que el reclamo del gremio es“que solicitaron permiso para participar de una asamblea en Río Gallegos. Me pidieron que cierre la planta por tres días, para definir una Junta Electoral y necesitaban llevarse a toda la gente”.
Agregó que “les explico que no era posible porque trabajamos día a día y con lo que se recauda, se paga el sueldo, deudas y otros gastos. No somos una operadora, que la petrolera nos paga. Me respondieron que a ellos eso no les importaba y que se iban a llevar a la gente”.
Lludgar sostuvo que “se llevaron la gente de la empresa. Les dije que esto es ilegal, porque en realidad somos siete personas y no hay un delegado gremial, y el único que podría haber viajado es el delegado. De todos modos, para tener un delegado se necesitan más de diez personas en la empresa”, recordó.
Sostuvo que “nadie fue a trabajar y por eso, mediante escribano, los notificamos que si no se presentaban a trabajar, podían ser despedidos por abandono de trabajo. El viernes 30 mandamos los telegramas de despido. Al lunes siguiente, tenía gente de Camioneros bloqueándome el paso para ingresar a la planta. Así no puedo retirar bidones, ni siquiera un camión. Ellos ni siquiera notificaron a la subsecretaria de Trabajo, ni estos actuaron de oficio por el problema”, aseguró.
“La medida de fuerza es ilegal, debido a que no anunciaron al área de Trabajo sobre el paro. Es por eso que están cometiendo un delito porque no pueden impedir el paso al dueño de la empresa”, indicó y manifestó que “la policía tampoco se hace cargo porque dice que debe actuar con orden del Juzgado, pero a la vez el Juzgado dice que la policía tiene que actuar de oficio”.
“Hasta el día de hoy no puedo ingresar a la planta, porque la policía y la justicia no se expiden. Ahora que Caleta Olivia no tiene agua, y la única planta potabilizadora es Leben, no puede operar por un grupo de personas que no permiten trabajar”, criticó.
“Ellos (en referencia a Sergio Sarmiento del Sindicato Camioneros), deben hacerse cargo de los seis despidos que hicieron con justa causa. Es lamentable que nadie haga nada al respecto”, sostuvo.

Agresión
Lludgar señaló que el miércoles pasado se dispuso a realizar reparto de agua y “gente del sindicato me bloquearon el paso con tres vehículos. “De los tres vehículos descendieron ocho personas, todas con el distintivo del Sindicato Camioneros. Uno de ellos se me acercó y me dijo que no podía repartir más”, dijo y relató que uno de ellos le dijo “qué haces repartiendo, si yo te dije que no podías repartir más. Aca en Caleta no te vas a poder poner ni un kiosco. Te vas a tener que ir de Caleta”, aseveró y detalló que identificó a la persona que lo amenazó hasta con atentar contra su vida.
Sostuvo que el resto de las personas se bajaron y le sacaron los bidones de agua y los arrojaron a la calle. Luego se fueron del barrio Industrial, sector donde ocurrió el hecho.