El Amor de una Madre vs las adicciones de un hijo

godoy

El amor se demuestra a través de las palabras, actitudes y acciones. El amor es la fuerza más poderosa del mundo que puede transformar vidas o circunstancias. Una madre que ama será una mujer invencible, tendrá una fe ilimitada y hará todo lo posible por ayudar a sus hijos.
Sabemos que las adicciones pueden traer aflicción o sufrimiento no solo al que consume, sino también a su familia. El joven que consume sustancias lo puede hacer de manera casual, esporádica o constante, de igual manera las drogas y el alcohol son una puerta a muchos males personales o familiares. Ninguna madre quiere ver a sus hijos sufrir, por eso contaré la historia verídica de aquella mamá que le ganó por goleada la batalla a las adicciones de sus 2 hijos. En un principio ella atravesó por terribles momentos de tristeza y aflicción.
Ver a sus dos hijos borrachos y drogados le causaba mucha impotencia, pero las armas que pronto usaría para revertir las adicciones en sus hijos sorprenderían a muchos, inclusiva a ella misma. Comenzó haciendo lo que toda madre debe hacer, pedir ayuda y no sentirse sola o aislada. Encontró gente de oro que la rodeó y elevó sus esperanzas de ver su situación transformada.
Luego tuvo fe, sí, mucha fe en que en un futuro muy cercano ella vería un milagro en sus 2 hijos. Después comenzó a hacer oraciones por ellos y decía: Mis hijos van a cambiar, mis hijos no son borrachos ni adictos, mis hijos son especiales, mis hijos tienen un futuro hermoso, solo tu Dios les vas a dar una nueva vida, creo que pronto ellos estarán ayudando a otros jóvenes y muchas declaraciones más cargadas de fe en favor de ellos.
Pasado un tiempo la respuesta llegó y todo lo que esta mujer guerrera creyó y pidió se le cumplió. Las adicciones no fueron rival para una madre con corazón de leona que no iba a permitir ver a sus hijos sufrir. Hoy ella y sus hijos dicen: Cuando Jesús se cruza en la vida de alguna persona, esa persona no volverá a ser la misma. Actualmente ella se alegra al ver como entre ambos hijos ayudan a muchas personas de diferentes maneras. Entonces toda mamá puede hacer algo por sus hijos? SI
1) Pedir ayuda y no aislarse o deprimirse
2) Declarar sobre sus hijos palabras de bien y no de mal.
3) Entregarle a Dios sus cargas y aflicciones
4) Pedirle a Jesús que se cruce en la vida de ellos
5) Tener fe y rodearse de buena gente
El amor todo lo puede, todo lo espera y todo lo cree. Aunque no vea resultados instantáneos o mágicos, bendiga a sus hijos todos los días y emprenda esta batalla no sola, sino tomada de la mano de Dios. Recuerde que usted tiene el arma más poderosa del mundo contra las adicciones de sus hijos. EL AMOR.

Por Roberto Godoy de Nueva Juventud