Julián pidió “un gesto” para volver a retomar negociaciones

muni5

Caleta Olivia
En la continuidad de la medida de fuerza de los empleados municipales, ayer un grupo de trabajadores realizó bloqueos en diversas áreas de la comuna, entre ellas Rentas y el edificio municipal.
Más allá de esta medida de fuerza, sorprendió en la mañana del lunes la llegada a la ciudad de Julián Carrizo, secretario general del SOEMC, quien pidió a los afiliados “un gesto” para poder avanzar en la negociaciones salariales de un aumento y por otro lado, hacer efectivo el pago de los salarios del mes de junio.
Estas declaraciones de Julián crearon malestar en los afiliados, e inclusive integrantes de la Comisión Directiva fueron quienes encabezaron las protestas en los sectores. Este cruce, marca claras diferencias entre los propios dirigentes.
Si bien Julián logró imponerse por amplio margen en las elecciones de diciembre de 2017 ante José Avellaneda, los días de los trabajadores municipales no han cambiado, más aun, hoy en plena lucha por recomposición salarial, Julián paso largo tiempo ausente (debido a problemas familiares), hoy está de vuelta y con reclamos, no para el intendente Prades, sino para los propios trabajadores.
De nuevo en la ciudad, Julián Carrizo hizo declaraciones a distintos medios periodísticos, pidiendo que las medidas sindicales de protesta, que se viene desarrollando en los últimos días, tengan un corte, por pedido de Prades y el Gobierno Provincial, según dichos de Carrizo, como “un gesto” para retomar las negociaciones, que dicho sea de paso, están sin novedad hace varias semanas, mucho antes que se profundizara el reclamo de los municipales.
La aparición de Julián y su postura, generó gran malestar en el conjunto de los municipales, inclusive dentro de la misma Comisión Directiva del SOEMCO.
Es que los dichos de Julián marcan una extrema defensa de la gestión municipal por delante del reclamo de sus afiliados, que tiene un congelamiento salarial de 3 años, cobro fuera de término, prestaciones gremiales suspendidas por la falta de pago de aportes de más de 3 meses y sin fecha para el aguinaldo. Asimismo resulta extraña la actitud de Julián, marcando que la protesta de pocos días pueda interferir en la discusión salarial que se lleva adelante, buscando responsabilizar a sus propios representados por la falta de pago de aportes y demás cuestiones, dejo muchas dudas e incertidumbres a propios y extraños.
Además Julián le reclamó a su secretario adjunto, Daniel Reyes y otros miembros de Comisión Directiva, que se dejan manejar por José Avellaneda en las asambleas y reuniones, algo que molestó, desatando una fuerte interna puertas adentro de la comisión del SOEMCO.
Julián Carrizo fue más allá aún, dejando deslizar la posibilidad de acordar los 2 mil pesos como negociación a cuenta, toda una contradicción a lo que una muy concurrida asamblea de municipales rechazó.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario