Treuquil: «Siento que todos se lavan las manos»

Así lo referenció Eduardo Treuquil, referente local de la UOCRA, en relación a la situación en la cual se encuentran los trabajadores que estaban afectados a la obra de renovación de los caños de agua de asbesto cemento en varios barrios de la ciudad y que fueron despedidos por la empresa que además paralizó las tareas; desde el Municipio se les dijo que no tenían nada que ver y desde Servicios Públicos no se les contestó.
Esta mañana más de un centenar de trabajadores de la construcción se manifestaron en primera instancia en las puertas de la Municipalidad y luego en las de Servicios Públicos para solicitar explicaciones tras la decisión de la empresa EDISUD que tiene a su cargo la obra de recambio de las cañerías de despedir a 35 personas, además de paralizar los trabajos aduciendo que no recibieron los fondos necesarios para dar continuidad.

WhatsApp Image 2022-10-12 at 16.17

Según Eduardo Treuquil, todos se lavan las manos y señaló que el secretario de Coordinación General Juan Carlos Gómez le dijo que los montos de esta obra se manejan de manera directa desde Nación y que el Municipio no tiene nada que ver con la misma, aunque fue el propio intendente Fernando Cotillo quien encabezó el acto de anuncio de la obra y del inicio de los trabajos.
La obra con una inversión de $460 millones, y que a decir del dirigente gremial al móvil de exteriores del programa radial Que, tiene un porcentaje de avance de entre el 30% y el 40%, está paralizada desde hace algunas semanas lo que además representa no solo un problema para los trabajadores despedidos, sino para toda la comunidad porque se rompieron muchas calles y no se repararon.
Al respecto Treuquil, señaló: «la firma responsable adujo no tener más fondos para pagar la quincena a los trabajadores», y aseveró: «es una obra que fue anunciada dos meses antes de su inicio y donde decían que estaba el dinero, y hoy están los telegramas».
También aclaró que a Servicios Públicos se le enviaron varias notas, pero por el momento no obtuvieron respuestas. «La empresa argumenta que no tiene dinero para seguir la obra, pero quedan de rehenes los 35 compañeros que recibieron los telegramas, cobraron la quincena, pero hasta el día de la fecha no cobran la libreta ni el fondo de desempleo», y añadió: «si recorren la ciudad se darán cuenta de los lugares que están abiertos, y de todo lo que falta».
Por último, el gremialista sostuvo que si no hay respuestas viajarán a Río Gallegos, pero reiteró que «a los derechos de los trabajadores no los va a pisotear nadie».